Pages

miércoles, 21 de marzo de 2012

Origen de las piramides de egipto

Las primeras edificaciones a gran escala en el Antiguo Egipto han sido datadas en el 2.686 AC, durante el reinado del faraón Jasejemuy (2709-2682). El faraón de la dinastia II se hizo enterrar en Abido y construyó importantes templos en adobe en Hieracómpolis, lugar en dónde se ha querido ver el origen de las grandes construcciones pétreas egipcias. Por otro lado se crean las primeras estatuas reales, así como las primeras losas que identificaban al titular de las tumbas; origen de las “puertas falsas”.
Pirámides egipcias
Con la llegada de la III Dinastía se inició el llamado Imperio Antiguo. Un periodo de tal importancia que sin duda marcó en gran parte las señas de identidad del Egipto posterior. El tercer faraón de esta dinastía, Dyeser, fue uno de los más destacados gobernantes del Antiguo Egipto, y también tuvo la fortuna de contar entre sus súbditos con la presencia de uno de los más importantes genios del mundo antiguo: Imhotep.
Imhotep, además de tesorero y sacerdote, fue un notable médico y excepcional arquitecto, siendo a él a quien se debió la idea de construir en piedra el monumento funerario para su señor en la que iba a ser la necrópolis de Menfis, Saqqara. Un edificio que si bien se ideó con una sola planta, posteriormente y seguro por las diferentes concepciones religiosas que se estaban llevando a cabo, pasó a convertirse en un edificio escalonado con el que debió pretender facilitar la ascensión del espíritu del rey muerto hacia el otro mundo, con las consecuencias trascendentales y por todos tan conocidas: el nacimiento de las pirámides.
Construcción de la pirámide de Giza. Foto EFE

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada